Revista Dentistas Noviembre 2020 Nº 46

dentistas-web-46.jpg

 

En estas últimas semanas hemos podido comprobar en las redes sociales y otros medios de comunicación la intensa actividad política que el Comité Ejecutivo del Consejo General de Dentistas ha desplegado con el propósito de informar,  de manera tanto presencial como telemática a los distintos grupos parlamentarios, de la actual situación de la Odontología Española.

Esta iniciativa tan necesaria, no solo tiene un objetivo protocolario, sino también el de concienciar a nuestros representantes políticos de la conveniencia de poner en marcha las iniciativas legislativas necesarias para, entre otras cosas, regular aspectos tan cruciales como la publicidad sanitaria, la titularidad de las clínicas dentales o la plétora profesional.

Resulta paradójico, pero en un parlamento tan Fragmentado como el actual, el consenso y el acuerdo puntual entre posiciones políticas antagónicas resulta mucho más probable que en la situación anterior de bipartidismo, período en el que, por cierto, no pudimos alcanzar ninguna de nuestras, ya históricas, demandas.

Los actuales y pasados atropellos que algunos empresarios sin escrúpulos han provocado en nuestros ciudadanos es una clara justificación para que nuestros representantes no puedan esta vez mirar hacia otro lado, ya que estas iniciativas legislativas que hoy reclamamos, más que un derecho profesional, se han convertido en una emergencia sanitaria.