Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Como utiliza Consejo Dentistas las cookies

Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visitas envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre tu visita, como tu idioma preferido y otras opciones, lo que puede facilitar tu próxima visita y hacer que el sitio te resulte más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante.

Consejo de Dentistas utiliza cookies con diversos fines, entre los que se incluyen recordar tus preferencias, contar el número de visitas que recibimos para acceder a una página, ayudarte a registrarte en nuestros servicios y proteger tus datos.

Una parte o la totalidad de las cookies identificadas a continuación se pueden almacenar en tu navegador. Puedes ver y administrar cookies en tu navegador (aunque es posible que los navegadores para dispositivos móviles no ofrezcan esta visibilidad).

Revista Dentistas Julio 2020 Nº 44

DENTISTAS-44-comprimido-1.png

 

Por encima de cualquier otra imagen que nuestra memoria quisiera grabar en el recuerdo de esta pandemia, será difícil de olvidar a la Ertzaintza aplaudiendo a la Guardia Civil, la Generalitat de Cataluña pidiendo ayuda al Ejército Español, a destacados marxistas alabando a empresas capitalistas por sus donaciones a la Sanidad Pública y a dirigentes políticos que repudiaban el confinamiento, alabando la eficacia e idoneidad de dicha medida. Es el mundo al revés.

Las paradojas y los sinsentidos parecen haber modificado nuestra manera de pensar y nuestra existencia, y esta circunstancia nos ha afectado, tanto a nivel personal como profesional.

Cuando el miedo toma el control y la palabra, generalmente, saca lo peor de cada uno de nosotros y esas energías se transforman, habitualmente, en manifestaciones y acciones egoístas e insolidarias.

Durante la pandemia, en nuestra profesión se ha podido demostrar que es muy difícil gestionar lo individual y lo colectivo a la vez. Y así, nuestros criterios individuales se fueron modificando en función de la información que recibíamos y de su posterior interpretación, lo cual explica que una semana exigiéramos a nuestros Colegios un acción concreta, para la semana siguiente solicitar con la misma vehemencia, otra contraria.

Nadie puede negar el esfuerzo y eficacia informativa del Consejo General, trasladada posteriormente con la adecuada interpretación por cada uno de los Colegios, y puedo asegurar que han sido muchos los compañeros de otros Colegios no sanitarios, los que han podido sobrellevar la soledad de estos días con nuestras informaciones y protocolos.

Sinceramente, no creo que con tantos muertos en nuestro entorno, encima tengamos que salir reforzados de esta maldita crisis, ya que no somos una profesión mejor ni peor que antes, aunque sí diferente.

Reconozcamos que, durante estas largas semanas, nos hemos comunicado más entre nosotros, hemos hablado de nuestros problemas, hemos aclarado diferencias, y creo que este ha sido el inicio de la esperada vacuna frente a nuestro eterno individualismo.