Revista Dentistas 1º Trimestre 2017 Nº 25

El Congreso de la FDI y las empresas del sector

Ahora que faltan menos de cuatro meses para levantar el telón del mayor congreso internacional celebrado en España, es necesario destacar el apoyo incondicional que gran parte de la industria del sector ha volcado sobre este comité organizador, con el objetivo de completar su exposición comercial.

Es verdad que algunas empresas multinacionales han declinado, de momento, la invitación, pero no nos equivocamos al precisar que el efecto llamada de estos próximos meses, terminará por seducirlas.

Las empresas no solo han valorado la posibilidad de incrementar su cuenta de ganancias, sino también que este congreso será un medio eficaz de mostrar al mundo su tecnología, sus últimas innovaciones y singularmente los productos de vanguardia, de los que hablarán a buen seguro, gran parte de los conferenciantes.

Para hacer Ciencia con mayúsculas, es necesario invertir previamente en ella, y en nuestro país, así como en nuestro entorno europeo más próximo, las empresas del sector, tecnológicamente más avanzadas, han sustituido durante los períodos de crisis a otras instituciones como la universidad y los institutos tecnológicos oficiales.

Es necesario aclarar que en la actualidad, la mayor parte de los proyectos europeos de I+D+i en Odontología, se encuentran financiados parcial o totalmente por empresas de fabricación de materiales y equipamientos dentales, y que esta arriesgada apuesta de investigación que emprendieron un día, tendrá su justo reflejo en su cuenta de accionistas.

Hoy sería inviable la supervivencia de la mayor parte de nuestras Sociedades Científicas o la organización de un congreso nacional sin la colaboración financiera de las empresas. De hecho, gran parte del beneficio que se obtiene por nuestras compras, las propias corporaciones nos lo devuelven en valor añadido, formación o investigación.

Ninguna empresa es grande ni pequeña para acudir a la exposición comercial de este Congreso de la FDI de Madrid, es suficiente con que muestre su compromiso con esta profesión, que tenga confianza en el futuro, y que crea firmemente que las oportunidades excepcionales suelen pasar una sola vez, por nuestra puerta.