En las páginas centrales de este número de la revista Dentistas, el Presidente del Consejo General, Manuel Alfonso Villa Vigil, contesta a diversas informaciones y opiniones aparecidas en la Revista Profesión Dental, publicación patrocinada y editada por el Colegio de la I Región - Madrid. Esta respuesta, no solo se justifica por el legítimo derecho a la defensa que tiene una Institución que es de todos, sino también, por el firme convencimiento de que, detrás de la información, el trabajo y la capacidad, generalmente también se encuentra la verdad.

La Odontología en este país se enfrenta en un escenario económico dramático, a profundos problemas estructurales, que nunca se solucionarán levantando el hacha de los enfrentamientos carnales. Los Colegios Profesionales y el Consejo General tienen objetivos y fines comunes, aunque deben emplear medios y métodos totalmente diferentes para alcanzarlos, de ahí, que el único punto de partida posible en esta relación, deba ser, el respeto institucional.

El Consejo General de Colegios de Dentistas no es un Colegio más, sino el órgano de representación política, social y profesional de los Odontólogos y Estomatólogos de nuestro país. Su función principal, es la de cohesión y equilibrio interterritorial, lo que permite garantizar los mismos derechos y deberes a todos los colegiados, independientemente del poder y de los recursos de su Colegio de adscripción. Por ello, sus campañas, sus acciones políticas y su influencia Institucional, no tienen un objetivo estratégico o electoral, sino que están orientadas a la sostenibilidad del sistema, lo que implica defender y hacer posible el futuro de esta profesión.

Según Durkheim, en las crisis políticas y económicas que se acompañan de grandes cambios estructurales,  paralelamente se trastocan los referentes sociales y morales, ya que como consecuencia, se produce un enorme conflicto entre lo que queremos y los medios de los que disponemos para lograrlo.

En muchas ocasiones, las crisis económicas, en vez de agudizar el ingenio y estimular las iniciativas de los emprendedores, favorecen la aparición de los bajos instintos guardados en el subconsciente o ponen de manifiesto la auténtica personalidad que cada cual esconde debajo de sus circunvoluciones. 

La escasez de pacientes, la disminución de ingresos en la mayor parte de las clínicas o el aumento potencial del paro o el subempleo son razones suficientes para debilitar nuestra moral y enfrentarnos al final de una crisis que aún no conocemos en todo su dramatismo.

Una mentira, contada muchas veces, se convierte en una verdad, en la relativa validez de este aforismo debe confiar el Presidente del Consejo General de los Protésicos Dentales, Artemio de Santiago González, ya que insiste con una contumacia que nos asombra e irrita, en la reivindicación de un estado de cosas que niega la legislación vigente y el sentido común.

En el presente número de la revista Dentistas se dedican varias páginas a recordar y reconocer al que fue  residente del Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de España, el Dr. José Monlleó Pons,  ecientemente fallecido. Con tal motivo, el Presidente del Consejo General de Dentistas, Presidentes de Colegios, compañeros y amigos, glosan no sólo su intensa actividad política al frente del Consejo General, sino también su vida profesional y social, que completaba con sus conocidas cualidades humanas.