Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Como utiliza Consejo Dentistas las cookies

Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visitas envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre tu visita, como tu idioma preferido y otras opciones, lo que puede facilitar tu próxima visita y hacer que el sitio te resulte más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante.

Consejo de Dentistas utiliza cookies con diversos fines, entre los que se incluyen recordar tus preferencias, contar el número de visitas que recibimos para acceder a una página, ayudarte a registrarte en nuestros servicios y proteger tus datos.

Una parte o la totalidad de las cookies identificadas a continuación se pueden almacenar en tu navegador. Puedes ver y administrar cookies en tu navegador (aunque es posible que los navegadores para dispositivos móviles no ofrezcan esta visibilidad).

Notas de Prensa Consejo

 

La Audiencia Provincial de Pontevedra ratifica una sentencia por un delito de intrusismo profesional

  • El acusado, protésico dental y propietario de una clínica odontológica, realizó actuaciones propias de los dentistas sin tener la titulación académica oficial requerida para ello.

  • Los pacientes testificaron que les tomó impresiones de la boca, una función que corresponde exclusivamente a los dentistas.

 

 

Madrid, 9 de enero de 2019. La Audiencia Provincial de Pontevedra ha ratificado la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal nº2 de la misma provincia que condena a un protésico dental por un delito de intrusismo profesional. El acusado, propietario de una clínica dental en Bueu, ejerció “actos propios de una profesión sin poseer el correspondiente título académico”, en este caso, el de dentista. 

Según dicta la sentencia, el acusado tomó impresiones de la boca a varios pacientes,

un acto ajeno a las funciones del protésico.

Los hechos relatados son constitutivos de un delito penal de intrusismo profesional, puesto que el acusado carece de la titulación académica oficial requerida para realizar las acciones antes citadas.

El acusado deberá pagar una multa de 15 euros diarios durante 9 meses (4.050 euros) y al pago de las cosas procesales. Frente a la presente sentencia sólo cabría casación, siempre que cumpla con los requisitos exigidos.

El Dr. Óscar Castro Reino, presidente Consejo General de Dentistas, recomienda a los ciudadanos que se aseguren de que el dentista que les va a tratar está colegiado y por tanto, capacitado para ejercer legalmente la Odontología para evitar estas situaciones de riesgo. Y si tienen la más mínima duda al respecto, que consulten en el Colegio de Dentistas de su provincia.