Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Como utiliza Consejo Dentistas las cookies

Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visitas envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre tu visita, como tu idioma preferido y otras opciones, lo que puede facilitar tu próxima visita y hacer que el sitio te resulte más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante.

Consejo de Dentistas utiliza cookies con diversos fines, entre los que se incluyen recordar tus preferencias, contar el número de visitas que recibimos para acceder a una página, ayudarte a registrarte en nuestros servicios y proteger tus datos.

Una parte o la totalidad de las cookies identificadas a continuación se pueden almacenar en tu navegador. Puedes ver y administrar cookies en tu navegador (aunque es posible que los navegadores para dispositivos móviles no ofrezcan esta visibilidad).

Revista RCOE Dic. 2016 Vol. 21 Nº 4

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de mantener, en un simposio internacional, una larga conversación con el Dr. K. Green, odontólogo formado en el “Eastman Dental Hospital” de Londres (Reino Unido) y, durante algún tiempo, dentista de la Royal Navy.

A lo largo de nuestra prolongada conversación, el Dr. Green describió con enorme pasión y emoción su deseo de acudir al Congreso que la FDI celebrará este próximo año 2017 en Madrid.

Según me relató, ya había tenido la oportunidad de acudir, hace años, a las citas precedentes de Madrid y Barcelona e incluso era conocedor de las múltiples anécdotas de su organización. Entre ellas, se refirió al apoyo económico que, en su día, propició el presidente Adolfo Suárez para aliviar el déficit acumulado por el Congreso de Madrid, y como forma tangible de poder expresar su agradecimiento a la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense y a sus profesionales, los cuales habían reorganizado con esmero, su maltrecha dentadura.

Pero además de reafirmarse en su intención con razones convencionales (ciencia, profesión, cultura…) expresó que deseaba acudir de nuevo a España, ya en el ocaso de su profesión, para comprobar la evolución de nuestra profesión y disfrutar de la modernización de nuestro país, ahora que el Brexit volvería a poner mar entre la isla y el continente.

Tengo que confesar, que me ha congratulado saber que la difusión de este Congreso Mundial de la FDI en Madrid, ya ha traspasado las fronteras y por eso, parafraseando al astronauta Neil Armstrong, creo que este Congreso supondrá “…un pequeño esfuerzo de todos, pero un gran salto para el conjunto de la profesión…”.