Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Como utiliza Consejo Dentistas las cookies

Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visitas envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre tu visita, como tu idioma preferido y otras opciones, lo que puede facilitar tu próxima visita y hacer que el sitio te resulte más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante.

Consejo de Dentistas utiliza cookies con diversos fines, entre los que se incluyen recordar tus preferencias, contar el número de visitas que recibimos para acceder a una página, ayudarte a registrarte en nuestros servicios y proteger tus datos.

Una parte o la totalidad de las cookies identificadas a continuación se pueden almacenar en tu navegador. Puedes ver y administrar cookies en tu navegador (aunque es posible que los navegadores para dispositivos móviles no ofrezcan esta visibilidad).

El El Comité Editorial de la Revista RCOE va a iniciar una profunda e ilusionante transformación tecnológica, cuyo principal objetivo es la modernización de sus contenidos, hacia el formato digital.

Hoy sabemos que las revistas científicas que han perdurado en el tiempo, lo han logrado entre otras razones, modificando de manera progresiva su formato y adaptándolo a las exigencias de las nuevas generaciones.

Internet ha modificado la manera en la que los profesionales de la Odontología buscan y comparten contenidos científicos, y por lo tanto es necesario que la información profesional, se ajuste a las necesidades de sus lectores, cumpliendo así el objetivo de formar e informar de manera inmediata, allí donde estos se encuentren.

Un 70 % de los profesionales Europeos lee ya de manera exclusiva contenidos digitales, y según la Association of American Publishers, la venta de libros y revistas científicas electrónicas se ha incrementado en esta última década en un 475 %, especialmente entre los profesionales cuyas edades se encuentran entre los 26 y los 35 años.

Pero existen otras buenas razones que justifican esta decisión. Por un lado, la imposibilidad de poder publicar todos los artículos que nos llegan al comité editorial, provocando a veces retrasos innecesarios, que solo perjudican a los autores de los trabajos y a sus posibles lectores.

Y también porque por otro lado, creemos que el Consejo General de Dentistas no solo tiene la obligación de difundir los contenidos científicos de su revista RCOE en la red, sino lo que es más importante, debe asumir el control de su difusión para que la información, con claro interés profesional, llegue lo antes posible y en las mejores condiciones a todos nosotros.

En definitiva, se trata de alcanzar la máxima difusión de nuestros contenidos científicos, incorporando enlaces hipertextuales, imágenes interactivas, videos, blogs e infografías que nos permitirán actualizar contenidos de manera instantánea, interactuando de esta manera, con todos nuestros futuros lectores.

Serán muchos también, los compañeros que ahora trabajan en el extranjero y profesionales de otros países del ámbito hispanoamericano, quienes se verán beneficiados por este intento de difundir los contenidos de RCOE más allá de nuestras fronteras.

Este editorial no marca el final de una etapa, sino el inicio de una nueva cuyo objetivo principal es la difusión del conocimiento. La Ciencia no solo debe estar en Internet, sino que es este medio quién la hace más apasionante y atractiva que nunca.

El extraordinario avance y progreso que ha experimentado nuestra profesión en estas últimas décadas se debe sin lugar a dudas al trabajo y tesón de numerosos grupos de investigación, al desarrollo de novedosas e innovadoras técnicas por parte de los clínicos y a la inversión que gran parte de nuestra industria ha volcado en I+D.

Este nuevo número de nuestra revista RCOE es una buena prueba de ello, pues sus artículos proceden de equipos experimentados como el del Centro Odontológico de Mendoza (Argentina); también de nuevos valores docentes y clínicos como los que representan los profesores Manuel Ruíz Piñón o Pablo Castelo y por supuesto de profesionales e investigadores consolidados como el Profesor José Luis Calvo Guirado, el cual ha sido reconocido de nuevo en el ranking mundial Expertscape en Implantología Oral.

Tengo el honor de conocer al Dr. Guirado desde hace 15 años y sin lugar a dudas a su trayectoria emocional, docente y científica hay que añadirle su lealtad inquebrantable y una honestidad que solo los hombres de futuro pueden labrar con su pasado.

Si nos preguntásemos entonces cuales son las causas de la actual situación de nuestra profesión, podemos concluir que esta, no solo se justifica por la existencia de una crisis económica o social, sino sobre todo, por una continua pérdida de valores, una ausencia de ideales y por los escasos referentes profesionales que de manera generosa nos quieran indicar el camino que conduce a la excelencia clínica y personal.

El Congreso que la FDI celebra, este año 2017, en Madrid no solo será recordado por la calidad de su oferta científica, por su amplia y novedosa exposición comercial o por el unánime apoyo institucional recibido, sino también por ofrecer a todos colegiados de este país, unos costes de inscripción asequibles y razonables, con el objetivo de que todos podamos acudir, al mayor evento científico celebrado en estos últimos años, en España. 

Somos conscientes de que la oferta de eventos y de formación se ha multiplicado en estos últimos 25 años, hasta agotar nuestras fechas disponibles, sin embargo, en pocas ocasiones tendremos la oportunidad de ver juntos a tantos conferenciantes de prestigio, actualizando no solo su parte de ciencia y técnica, sino sobre todo, hablando de profesión y futuro. 

El 31 de mayo es la fecha límite para que nos podamos inscribir en este congreso de la FDI aprovechando la cuota reducida, que el comité organizador y el Consejo General de Dentistas ha conseguido para todos nosotros. La supervivencia económica del congreso está garantizada, y por lo tanto, su objetivo principal será el de ofrecer una imagen real de la profesión comprometida con la sociedad, proyectada en su alto nivel científico, y singularmente unida sobre la base de nuestras lógicas diferencias.

Las más de 1.000 comunicaciones científicas recibidas, procedentes de 46 países, reflejan el interés que ha suscitado este evento a nivel internacional, al convertirse en un foro de prestigio, en el que desean estar presentes los más destacados grupos de investigación en Odontología.

En este congreso de la FDI también se hablará de algo imprescindible para todos nosotros: la profesión. Todos sabemos que, estos últimos años, hemos padecido una de las más profundas y crueles crisis profesionales en la que, por momentos, habíamos creído perder el horizonte, al desconocer las claves del futuro. Nadie sabía lo que realmente iba a ocurrir.

Por eso creemos, que esta es una excelente oportunidad para escuchar a los expertos convocados en este congreso, para que nos señalen las oportunidades, las dificultades y las estrategias más oportunas, para que nunca volvamos a caer por ignorancia, en nuestros mismos errores.

No te olvides que el 31 de mayo comienza la cuenta atrás de este ilusionante proyecto colectivo.

¡Sabes que te esperamos!

El calendario de la Odontología española, en este año 2017, está lleno de grandes efemérides y eventos que todos debemos recordar. El primero a tener en cuenta es el 3 de abril de 2017, día en el que finaliza el período de aceptación de resúmenes para comunicaciones y posters que, posteriormente, serán defendidos en el Congreso Mundial de la FDI de Madrid.

Son muchas las razones que justifican una amplia participación de las universidades públicas y privadas de nuestro país, de los centros e institutos clínicos de investigación y de todos aquellos profesionales que desde su clínica, y con su propia financiación y esfuerzo, contribuyen a revestir de ciencia la práctica diaria.

Aunque es difícil señalar una sola razón para motivar la participación científica de todos los jóvenes profesionales e investigadores, si me gustaría destacar las siguientes: 

  • Primero. Este Congreso es un excelente escaparate para la ciencia, no solo porque asistirán cerca de 10.000 profesionales, sino porque los centros de investigación más prestigiosos del mundo se encontrarán representados en él, pudiendo así intercambiar experiencias y proyectos durante todos los días del evento.
  • Segundo. Porque todas las comunicaciones aceptadas en formato oral y póster serán publicadas en la prestigiosa revista "International Dental Journal", lo que permitirá plasmar en papel vuestro trabajo para que este perdure en el tiempo y pueda ser consultado.
  • Tercero. Los Congresos de la Federación Dental Internacional tienen un claro contenido multidisciplinar, lo que permite que un mismo trabajo de investigación o clínico pueda ser observado y valorado por especialistas de diferentes áreas, facilitando así la aparición de nuevos contactos profesionales y proyectos de futuro.

En nuestro país siempre nos hemos quejado amargamente que para ser valorado en investigación, uno tenía que coger sus alforjas y encaminar sus pasos a cualquier centro en el extranjero.

No es momento de dar o quitar razones a esta afirmación, pero sí de advertir que tenemos una oportunidad única para presentar en Madrid lo que hacemos en España, y de convencer a miles de colegas de todo el mundo que, afortunadamente en nuestra profesión, cada vez investigamos más y mejor.

En la página web del Congreso (www.world-dental-congress.org), en el el apartado de comunicaciones, podrás encontrar toda la información necesaria para que tu trabajo de investigación o clínico pueda ser conocido y respetado por todos, porque este Congreso, sí es de todos.

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de mantener, en un simposio internacional, una larga conversación con el Dr. K. Green, odontólogo formado en el “Eastman Dental Hospital” de Londres (Reino Unido) y, durante algún tiempo, dentista de la Royal Navy.

A lo largo de nuestra prolongada conversación, el Dr. Green describió con enorme pasión y emoción su deseo de acudir al Congreso que la FDI celebrará este próximo año 2017 en Madrid.

Según me relató, ya había tenido la oportunidad de acudir, hace años, a las citas precedentes de Madrid y Barcelona e incluso era conocedor de las múltiples anécdotas de su organización. Entre ellas, se refirió al apoyo económico que, en su día, propició el presidente Adolfo Suárez para aliviar el déficit acumulado por el Congreso de Madrid, y como forma tangible de poder expresar su agradecimiento a la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense y a sus profesionales, los cuales habían reorganizado con esmero, su maltrecha dentadura.

Pero además de reafirmarse en su intención con razones convencionales (ciencia, profesión, cultura…) expresó que deseaba acudir de nuevo a España, ya en el ocaso de su profesión, para comprobar la evolución de nuestra profesión y disfrutar de la modernización de nuestro país, ahora que el Brexit volvería a poner mar entre la isla y el continente.

Tengo que confesar, que me ha congratulado saber que la difusión de este Congreso Mundial de la FDI en Madrid, ya ha traspasado las fronteras y por eso, parafraseando al astronauta Neil Armstrong, creo que este Congreso supondrá “…un pequeño esfuerzo de todos, pero un gran salto para el conjunto de la profesión…”.