Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Como utiliza Consejo Dentistas las cookies

Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visitas envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre tu visita, como tu idioma preferido y otras opciones, lo que puede facilitar tu próxima visita y hacer que el sitio te resulte más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante.

Consejo de Dentistas utiliza cookies con diversos fines, entre los que se incluyen recordar tus preferencias, contar el número de visitas que recibimos para acceder a una página, ayudarte a registrarte en nuestros servicios y proteger tus datos.

Una parte o la totalidad de las cookies identificadas a continuación se pueden almacenar en tu navegador. Puedes ver y administrar cookies en tu navegador (aunque es posible que los navegadores para dispositivos móviles no ofrezcan esta visibilidad).

La Gala que todos los años celebra el Consejo General de Dentistas en Madrid, no solo tiene un carácter lúdico y social, sino sobre todo, sirve para reconocer el esfuerzo que con una iniciativa o bien a lo largo de toda una vida, han desarrollado distintos profesionales relacionados con la Odontología. Esteban Brau, Nacho Rodríguez, Bartolomé Beltrán y Alipio Gutiérrez, son profesionales con unas cualidades excepcionales, pero también con una proyección personal que trasciende su propia dedicación laboral.

A cualquiera de ellos podríamos dedicarle la frase de J. Maxwell que nos señala que: “Un líder es alguien que conoce el camino, anda el camino y muestra el camino a los demás” y en ese sentido, la estela de los premiados en este año 2017, no se detiene con el transcurrir de su vida, sino que marcará una profunda huella, para que las futuras generaciones conozcan el significado de las palabras generosidad, esfuerzo y lealtad.

Esteban Brau Aguadé, siempre será recordado como profesor de Endodoncia en la Universidad de Barcelona, por ser pionero de la formación postgraduada, también por su inmensa actividad clínica, pero sobre todo, por su compromiso personal, con la instauración de las especialidades en nuestro país. Nacho Rodríguez, además de sus condiciones como excelente profesional, pasará a la reciente historia de nuestra profesión como el presidente de SEPES que ha conseguido aunar voluntades, reunir a sociedades científicas y proyectar la modernidad y la eficacia en el nuevo modelo de reunión científica que ha conseguido crear.

Bartolomé Beltrán es un excelente médico que sabe escuchar y quizás por ello es un gran comunicador. A su dilatada trayectoria en los medios de comunicación, se une su poliédrica actividad profesional y su capacidad para transmitir afecto a todos los que le rodean. Por mucho tiempo que pase, nunca dejará de ser el comunicador de cabecera de toda una generación.

Alipio Gutiérrez es un periodista de raza, vinculado a Telemadrid y a la salud desde sus inicios, afronta hoy nuevos retos profesionales, que nunca le impedirán poner a las personas y a la comunicación en el mismo camino. A todos ellos y a los restantes premiados se ha dedicado la Gala de este Consejo General de Odontólogos que, en este año 2017, ha querido de nuevo reconocer la excepcionalidad de algunos seres humanos.

El comité ejecutivo del Consejo General de Dentistas, ha desarrollado desde el inicio de su mandato una intensa actividad política, con el objetivo de aproximarse a las principales instituciones de nuestro país.

Resulta evidente que la función de los Colegios y Consejos profesionales no debe limitarse exclusivamente a gestionar y defender los derechos e intereses de todos nosotros, sino que además es su obligación proponer iniciativas que aseguren la viabilidad y estabilidad de nuestra profesión.

Es por ello, que las recientes audiencias celebradas en el Palacio de la Zarzuela, el Congreso de los Diputados o en las distintas sedes Ministeriales, además de su simbolismo protocolario, han tenido otros objetivos principales.

Por un lado, favorecer y reclamar las iniciativas legislativas necesarias para regular y mejorar nuestra profesión y, por otro lado, poder explicar a los poderes políticos, la actual situación de la Odontología en este entorno de crisis económica y social.

Resulta trascendental que los que deciden por nosotros comprendan que nuestra profesión ya no es lo que era, entre otras razones, porque se encuentra sumergida en una compleja y apasionante transformación.

Por encima de nuestras ideas, pasiones y opiniones, la conquista del futuro debe cimentarse sobre el respeto institucional que todos nos debemos, como único medio de garantizar una mayor preocupación de los poderes públicos por conocer y comprender nuestra profesión.

Todos esperamos que la firme apuesta que la Federación Dental Internacional ha volcado en Madrid, otorgándole la organización de su Congreso anual, se vea ahora refrendada con el apoyo de todos los colegiados de nuestro país.

La mayor parte de las páginas del presente número de la revista Dentistas están dedicadas al evento y, en ellas, se da información exhaustiva de los conferenciantes, de los contenidos científicos y de todas las actividades complementarias, técnicas y sociales, que endrán lugar a lo largo de esos inolvidable cuatro días.

Cuando faltan menos de tres meses está, por tanto, preparado el teatro, los actores y solo resta levantar el telón de un patio de butacas repleto de entusiastas especialistas.

El próximo 31 de mayo finaliza el plazo para realizar la inscripción con precios ventajosos, para una cita que, entre otros objetivos, pretende trasladar al resto del mundo la imagen de innovación, excelencia y modernidad que hemos alcanzado en nuestra profesión.

El mes, el día, las ocupaciones o hasta el calor no deben ser una disculpa coherente para no acudir o no poder formar parte de este congreso mundial, cuya memoria, resistirá el paso de las siguientes generaciones. El esfuerzo, de todos, seguro que valdrá la pena.

¡Os esperamos!

El Congreso de la FDI y las empresas del sector

Ahora que faltan menos de cuatro meses para levantar el telón del mayor congreso internacional celebrado en España, es necesario destacar el apoyo incondicional que gran parte de la industria del sector ha volcado sobre este comité organizador, con el objetivo de completar su exposición comercial.

Es verdad que algunas empresas multinacionales han declinado, de momento, la invitación, pero no nos equivocamos al precisar que el efecto llamada de estos próximos meses, terminará por seducirlas.

Las empresas no solo han valorado la posibilidad de incrementar su cuenta de ganancias, sino también que este congreso será un medio eficaz de mostrar al mundo su tecnología, sus últimas innovaciones y singularmente los productos de vanguardia, de los que hablarán a buen seguro, gran parte de los conferenciantes.

Para hacer Ciencia con mayúsculas, es necesario invertir previamente en ella, y en nuestro país, así como en nuestro entorno europeo más próximo, las empresas del sector, tecnológicamente más avanzadas, han sustituido durante los períodos de crisis a otras instituciones como la universidad y los institutos tecnológicos oficiales.

Es necesario aclarar que en la actualidad, la mayor parte de los proyectos europeos de I+D+i en Odontología, se encuentran financiados parcial o totalmente por empresas de fabricación de materiales y equipamientos dentales, y que esta arriesgada apuesta de investigación que emprendieron un día, tendrá su justo reflejo en su cuenta de accionistas.

Hoy sería inviable la supervivencia de la mayor parte de nuestras Sociedades Científicas o la organización de un congreso nacional sin la colaboración financiera de las empresas. De hecho, gran parte del beneficio que se obtiene por nuestras compras, las propias corporaciones nos lo devuelven en valor añadido, formación o investigación.

Ninguna empresa es grande ni pequeña para acudir a la exposición comercial de este Congreso de la FDI de Madrid, es suficiente con que muestre su compromiso con esta profesión, que tenga confianza en el futuro, y que crea firmemente que las oportunidades excepcionales suelen pasar una sola vez, por nuestra puerta.

Los premios que dignifican la profesión

La Gala Anual de la Odontología española no es solo una convocatoria lúdica cuyo objetivo es intercambiar convencionalismos sociales, sino que ha conseguido transformarse, de manera progresiva, en un acto de reconocimiento y agradecimiento a todos aquellos profesionales e instituciones que aportan experiencia, honestidad, innovación y prestigio a nuestra común profesión.

Por vez primera han sido reconocidas dos mujeres, Nuria Vallcorba Plana y Silvana Escuder Álvarez, con los máximos galardones que otorga la organización colegial, confirmando así la clara y lógica evolución que ha experimentado nuestra profesión en estos últimos años.

La Dra. Nuria Vallcorba, premio Santa Apolonia, no solo ha sido premiada por su entrega, vocación y experiencia en el ámbito de la Periodoncia, sino por representar a ese conjunto de profesionales que derribaron muros cuando existían distancias, acercaron idiomas cuando no existían intercambios y supieron anteponer el bien común de un proyecto al propio beneficio personal.

La Dentista del Año, la Dra. Silvana Escuder, encarna los nuevos valores que la Odontología actual ha aportado a nuestra profesión, en forma de compromiso, solidaridad, altruismo y generosidad. Ningún tiempo pasado fue mejor y la senda que en la actualidad están labrando alguno de nuestras jóvenes profesionales, marcará el camino que orientará en un futuro, la nueva profesión que entre todos, estamos diseñando.

No podemos dejar de mencionar el reconocimiento que el Consejo ha otorgado al Dr. José Manuel Álvarez Vidal, quién dirigió con honestidad y eficacia el Colegio de Dentistas de Pontevedra- Orense, y cuya virtud principal ha sido la prudencia aplicada a la gestión colegial y su deseo de guiar su actividad como presidente, alejado de conflictos y otros intereses.

También ha sido reconocido como Miembro de Honor, el Dr. Francisco Rodríguez Lozano, no solo por su dilatada actividad como miembro del Consejo General, sino especialmente, por su tenaz actividad en los comités nacionales e internacionales de lucha contra el tabaquismo. En su dilatada actuación internacional, no solo queda su nombramiento como miembro del Consejo Europeo de Dentistas, sino su vinculación permanente con la salud oral de todos los europeos.

En definitiva, detrás de este acto institucional del Consejo General, existe el reconocimiento y el agradecimiento de una profesión hacia unos valores que la dignifican y que la diferencian claramente del mercantilismo que muestran todos aquellos que creen que el euro es el único valor que pueden intercambiar los seres humanos.